martes, 12 de junio de 2012

Manifiesto.

Si un día
-por ejemplo-
planearas, qué sé yo…
 robar un banco…
quemar una iglesia…
matar a un político…
derrocar un gobierno…
inventarte un dios…
arruinar una boda…
liberar un zoológico…
comenzar un país…
estropear una coronación...
 tirar un pastel sobre la cara de un presidente…
resucitar a los muertos…
desatar una revolución…
contagiarte de alguna pandemia…
extinguir a la raza…
desnudarte en una abadía…
reventar aeroplanos sobre edificios…
pintar de rojo todos los mares…
simular una identidad…
descarrilar un tren en marcha…
burlarte de los desfiles monárquicos…
o simplemente…
tomar un café por la tarde,
yo sería tu cómplice -sin pensarlo-
porque te quiero.

3 comentarios:

Rocio dijo...

Bua,unha das cousas máis preciosas que xamais lin.. Precioso :)

A.M.T.# dijo...

Jazz está enconaada,
Jazz está enconadaa!

Jazz dijo...

¿No puede ser cariño de amistad?
Mira que eres ñoña.